Arte urbano en Berlín: Las historias tras los muros.

En la primavera de 2018 me fuí de viaje junto a Patricia a Berlín. Estaba encantado por la belleza urbana y el encanto característico de Londres, donde despertó mi especial interés por el muralismo, y quería visitar otra de las grandes ciudades referente del arte urbano. 

Los murales en Berlín son mas diversos en el origen del autor que en el Reino Unido, lo que refleja un paisaje muy ecléctico, netamente europeo.

Estas son las historias detrás de algunas de las obras que pude visitar.

El muralismo

No creo que sea una coincidencia que el Arte Mural de NYC y Wilton Manors hayan tenido un encontronazo. Es importante recordar que lo que aceptamos como «arte» no es tan simple. Es una mezcla de muchos factores, muchos de los cuales pueden ser relativamente invisibles para el espectador. Por otra parte, la comunidad artística es una comunidad creativa que existe desde hace mucho tiempo y tiene una larga historia de luchas sociales, políticas, económicas y de otro tipo. Las obras de arte suelen reflejar los problemas sociales más amplios de la ciudad, creando más cohesión. En la ciudad de Berlín existe una vibrante tradición de pintura mural. Los artistas fueron elegidos por su talento, pasión y lealtad. Sin embargo, hay muchas influencias diferentes en la ciudad. Entonces, ¿qué pasa en Berlín? Entonces, ¿qué pasa en Berlín?

La historia

Berlín alberga una de las mayores concentraciones de murales del mundo. Tercera ciudad después de Moscú y Nueva York, Berlín es única en el ámbito público: casi ninguna otra ciudad tiene tantas obras de arte público como en Berlín y ésta tiene una lista muy competitiva de paisajes urbanos dedicados a las artes visuales. Además de la estética, el resultado del arte urbano es también un documento histórico. Especialmente en los años 90, la obra de Boris Katz, al igual que la de otros artistas locales que destacaron en su momento, desempeñó un papel fundamental en la definición del lenguaje del arte urbano contemporáneo. Hoy en día, los jóvenes artistas berlineses se encuentran entre los más reconocidos internacionalmente en el mundo.

 

los artistas

El primer autor con el que me puse en contacto, Ricardo Díez, no pudo venir a Berlín, pero me remitió a Michal Rolfer, un fotógrafo que ya había conocido en Berlín y al que había fotografiado para una revista que publicaba. Michal me visitó en Londres al día siguiente y le mostré algunas de mis fotos. Michal se convenció enseguida de que ese era el Berlín de mi libro y juntos nos pusimos en contacto con Santiago Muñoz, un joven artista español que no suele hacer murales pero que de vez en cuando tiene esta oportuna profesión de decorador. Santiago me propuso que fuéramos a su estudio donde podría ver cómo se hacían los murales. El estudio en Rothenburg ob der Tauber Santiago Muñoz vino desde Madrid con su novia Diana para trabajar en Berlín durante seis meses.

El proceso

Hacer un mural de graffiti es un proceso largo y laborioso: 1. Cada día, durante un mes, hay que encontrar una nueva ubicación donde nadie haya dibujado antes. A continuación, el artista debe estudiar el entorno e idear una forma de pintar un mural que sea recibida favorablemente y que no cause revuelo. 2. Debe elegir su lugar y dibujar un mapa: ¿cuántos metros de pared se cubrirán de color, en qué dirección y con qué ángulo debe colocarse la pintura? 3. El artista tiene que esperar a que el tiempo lo permita para pintar la pared. Entonces comienza el proceso de preparación. La pintura debe aplicarse cuidadosamente a la pared con una brocha o pistola. Los parches de yeso deben limpiarse y humedecerse para eliminar el polvo y las piedrecitas, y luego aplicar la pintura con más cuidado aún.

 

El resultado

Portada de catálogo de la exposición 4.000 bocetos desvelados
Portada del catálogo para la exposición 4.000 bocetos desvelados

No hay nada más hermoso que lo que uno encuentra al mirar por una ventana. Berlín está integrada en el paisaje con edificios y escaleras que descienden por la colina. De hecho, es el descenso por la ladera lo que constituye el dramatismo visual en la mayoría de los murales pintados en los laterales de las casas. Uno de los mejores ejemplos es la historia de las parejas de la ladera. Estos habitantes querían estar protegidos de la dureza de los elementos, por lo que el diseñador de la estructura representó un prado con suaves arroyos. En el centro de la verde pradera, una pareja de jóvenes protagoniza un gesto íntimo. En realidad, se trata de una propuesta de matrimonio. La sonrisa de la mujer muestra que acepta la propuesta.

Conclusión

Si quieres saber más sobre este tema tan especial, te animo a que asistas a la exposición de KASALICA (galería de cultura) que se exhibe hasta finales de año en Berlín. Infórmese sobre el artista y visite la galería de la cultura.

La exposición en el Pompidou

Starck en el Pompidou
La exposición tenía las paredes forradas de replicas de los bocetos originales de Starck.

Hace unos años visité el Museo Pompidou en Málaga, España, para visitar una exposición retrospectiva de Philippe Starck. En aquel momento no era consciente del duradero legado de Starck. Esta exposición fue especialmente una experiencia fantástica para mí, ya que Starck fue mi introducción al diseño. Procedente de Toulouse, Starck estudió en la École nationale supérieure des Beaux-Arts de París, conocida como la «grande école».

Mural de Tristan Eaton
Mural de Tristan Eaton en Berlín

Es la escuela de diseño más prestigiosa de Francia y en ella se impartía una ética de trabajo perfeccionista a sus alumnos. En 1975 empezó a trabajar durante tres años en la fábrica de revestimientos de Armani en Milán, ciudad en la que aprendió las sutilezas del diseño.

Conclusión

Al hablar de «moderno», lo que yo entiendo por «moderno» no es del todo el estilo de «chic», por lo que los objetos presentados aquí podrían no calificar. El aspecto crucial, que quería subrayar, es la cantidad de objetos. De hecho, la cantidad de objetos en esta exposición es tan grande que el visitante se convierte fácilmente en el objeto de arte, al igual que el visitante sería tratado como el único espectador de la obra. Para Starck, el mejor regalo que se puede hacer al mundo moderno es vivir en él. Ha dado una nueva dirección a un mundo de objetos normales y al hacerlo ha proporcionado un nuevo tema para todas las obras. Permítanme dejarles con la respuesta final de Starck al misterio de la vida moderna, que se encuentra en el catálogo de la exposición.

Puedes conocer más sobre Philippe Starck en su web https://www.starck.com/

Juanjo R. Blik

Juanjo R. Blik

Director de proyectos en LeBranders
"Dedico el tiempo fuera de la oficina a estudiar sobre arte, diseño, desarrollo y marketing."

Deja un comentario